Top 10 peor peña de la historia de los videojuegos

Llu ar not a nais person

El mal. El mal existe desde que existe el bien. Bien es cierto que malo será, aunque mal me parece que bien puede ser. Lo cierto es que el bien y el mal siempre han estado determinados por la moral humana. Y también que, haciendo el mal a una persona puedes estar haciéndole bien a otra. Por ejemplo. Si tú rompes un retrovisor de una patada, estás jodiendo al dueño del coche, pero también le estás dando de comer al empleado del taller y al perito del seguro. Así que, para hacer esta lista, usaré sólo a gente que hace el mal conscientemente a segundas personas, fijándose sólo en su único interés personal. Escomezamos.

10 – Mercer Frey (The Elder Scrolls V: Skyrim)

Mercer_Frey.png

Basándonos en Dante y su Divina Comedia, lo que hace a los peores villanos es la traición. Traición que Mercer Frey comete tan bien como sus Familiares de Poniente. Como jefe del gremio de ladrones en la ciudad de Kaunas Riften, se dedica a robar y hacer cumplir a los miembros de esta ilustre asociación las 3 normas: 1: No robar a los mendigos. 2: Nunca robar a otro miembro y 3: No matar a nadie, que eso no es la Hermandad Oscura. Pues bien, en una misión en la que te escoge personalmente para que le ayudes a detener a Karliah quien supuestamente había matado a su compañero Galo Desidenio, notas que el hombre lucha excesivamente bien para ser un tío que no puede matar. Empiezas a sospechar al notar lo despiadadamente que mata draugrs con su espada encantada, y empiezas a sospechar que tus sospechas son ciertas cuando te clava un dardo envenenado. Al final resulta que él, Galo y Karliah eran los 3 ruiseñores de Nocturnal y que él mató a Galo y quiso matar a Karliah, de tal forma que traicionó a sus compañeros, a sus subordinados, a Nocturnal, a uno que pasaba por allí…

Clímax de maldad: Otra cosa que Frey hace bien, a parte de traicionar a la peña, es menoscabarla. Durante las 4 o 5 misiones previas a su traición, no hace más que darte órdenes autoritarias como si fueses una mierda seca. Así que su clímax llega en la misión ya mencionada. Cuando después de tratarte como a una bosta, además de eso, intenta matarte. 

9 – Hermandad del gorro negro (Machinarium)

 

Black Cap

La mitad de vosotros os estaréis preguntando “¿Qué hace gente de un juego para todos los públicos aquí?” La otra mitad os estaréis preguntando “¿Estos quiénes son?” Bien. Machinarium es una aventura gráfica publicada por Amanita Design en el año 2009. En ella llevamos a un robot que tiene que ir avanzando por la ciudad de Machinarium mientras nos revelan la historia a través de animaciones dibujadas. El caso es que la hermandad del gorro negro es la culpable de la mayoría de los embrollos que sufre la gente de esta ciudad. Se dedican a robar, secuestrar y abusar de la gente en general, mientras consiguen eludir al incompetente cuerpo de policía. No llegan a matar a nadie, pero sí que plantan una bomba en el ayuntamiento/torre de control, que de no ser colocada en un juego para todos los públicos causaría varios muertos y heridos.

Clímax de maldad: Hacia el final del juego, llegas a la casa del alcalde cabezón, donde se descubre una parte de la historia. Voy a intentar evitar spoilers. Pero el caso es que el señor alcalde está leyendo tranquilamente, cuando el líder de la hermandad entra en la habitación, le conecta un cable a la cabeza y lo infecta con un vírus informático de 3 pares de narices. Después de causar el caos en la alcaldía, se lleva bajo el brazo a la novia del protagonista y la obliga a cocinar para ellos.

8 – Conde Vals (Eternal Sonata)

Waltz_in_Battle

El malo maloso del Eternal Sonata representa al imperio austrohúngaro que tanto oprimió a Chopin dunsante su vida. Este rubiales pelea por invadir el reino de Barroco para conseguir esclavos para extraer un mineral para hacer una medicina defectuosa que vuelve loca a la gente, para conseguir un ejército de fanáticos. Una joyita de persona, vamos. Amén de que persigue con mano de hierro a la disidencia en su país, y maltrata a sus propios subordinados. Lo peor de todo es que lo que parece un niño mimado que abusa de su cargo hereditario, no lo es, ya que el tío lucha endiabladamente bien. Lástima que todo sea un sueño, presidante, Tote, quítale la polla a la Ana de la frente,

Clímax de maldad: Una cosa que queda clara durante el juego es que ni a sus propios subordinados respeta. Así que menos si le traicionan. Así que cuando Claves lo hace, manda a una asesina a que la mate en su propia casa, en una de las secuencias más innecesariamente largas de la historia de los videojuegos, así que la orden del señor conde de los cojones, nos hace perder 10 minutos de nuestra vida y a Claves la suya entera.

7 – Alex (Hotline Miami 2: Wrong Number)

Alex

Sabía que pondría a alguien del Hotline Miami. Lo lógico hubiese sido poner a Jacket, dada toda la gente a la que mata. Pero Jacket tiene un motivo. Entonces iba a poner a Manny Pardo, pero pese a ser un corrupto sociópata, sólo mata a criminales. Entonces iba a poner a Animal de Medianoche, pero todo ocurre en una película (dentro del juego, que también es ficticio, así que debería valer verga) Pero entonces se me ocurrió Álex. Álex forma parte de un grupo de ex-combatientes criminales conocidos como los fans, que son 5 personas con distintas habilidades. Dentro de este grupo de sinvergüenzas destacan 2 personas, los hermanos Álex y Ash, con máscaras de cisne. Su habilidad especial es precisamente ir ambos juntos, Ash dispara y Álex ataca cuerpo a cuerpo. Pero ella sólo puede usar un arma. Una motosierra. Sí, sé lo que estáis pensando. Auch

Clímax de maldad: Cada vez que rematamos a alguien en el suelo llevándola. Nos devuelve a las escenas de asco ante la violencia del primer juego. Terrible. No digo más.

 

6 – Dante Alighieri Históricamente Inexacto (Dante’s Inferno)

1-dantes-inferno-Dante

Arquetipo de maltratador en toda regla. El protagonista de esta perversión de una de las obras de la poesía más famosas de la historia es el típico tío que, de haber existido periódicos en la edad media, protagonizaría un titular del estilo “Mata a la súa muyier e sui-cídase luego” Empieza en las cruzadas matando moritos a base de bien, durante la historia se ve como le es infiel a su mujer Beatriz, abandona a su cuñado Francesco en Tierra Santa mata a la propia muerte, que viene a reclamarlo (Sí, hombre, y qué más), etc, etc. Y lo peor de todo es que, cuando un pariente de uno de los moros a los que mató como insectos, asesina a la pobre Beatriz, que no tiene culpa de nada, el cabrón posesivo se va tras ella al infierno en plan “NO, TÚ ERES MI MUJER, MÍA, DE NADIE MÁS” y hala, a seguir pervirtiendo el libro. Resulta que Beatriz se había ido al infierno por culpa de un juramento que Dante había quebrantado. Ay, si fuese más como el otro Dante…

Clímax de maldad: De todas las putadas que le hace este supuesto héroe al resto de gente, las que más joden son las que le hace a Francesco, su cuñado, el hermano de Beatriz, quién combate con él en las cruzadas y a quien deja tirado cuando lo capturan los sarracenos, a pesar de que Francesco decide quedarse para que Dante pueda cuidar de Beatriz. ¿Cómo lo celebra Dante? Poniéndole los tarros a su “amor eterno”

5 – Kefka Palazzo (Final Fantasy VII)

Kefka_Palazzo_(Final_Fantasy_VI)

Kefka es un Joker (El Guasón) de la vida. Caos. Muerte. Destrucción. Mátalos a todos y que Dios los seleccione. Paulo Coelho me puede chupar la polla y ambos cojones. A la mierda el amor, a la mierda los sentimientos bonitos. Kefka no necesita eso. Lo único que quiere Kefka es que nadie le tosa. Cosa que consigue al final de la primera parte del juego cuando traiciona a su jefe, el emperador Gestahl y le roba el poder de la tríade marcial. Oblitera el mundo y causa un escenario tope postapocalíptico, desde el que reina desde la cima de su torre en el centro del mundo. Una obliteración bastante inefectiva, por cierto, dado que deja con vida a todos los protagonistas (excepto a Shadow dependiendo de la consideración de sus compañeros) y al tragaldabas.

Clímax de maldad: Hay un punto durante la primera parte del juego, cuando Kefka es un mero teniente a las órdenes del general Leo (el del magnífico bigote, por cierto). El susodicho general tiene que partir a la base y dejar el asedio de Doma. Así que nombra responsable a Kefka, quién ni corto ni perezoso, decide abandonar los honorables métodos de guerra de su jefe y envenenar el río que surte de agua a la ciudad. Pobre Cyan.

4 – Príncipe Arthas (Warcraft III: Reign Of Chaos)

Erces.png                                  Fuck estética

El príncipe Arthas es un paladín de la orden de la Mano de Plata, y el hijo del rey Terenas y heredero al trono de Lordaeron. Un guerrero sagrado que luchaba por la luz sagrada enfrentándose a enemigos tan temibles como bandas de Gnolls (hombres hiena) y bandidos orcos rezagados. Hasta que un día, apareció un enemigo mayor. Un enjambre de muertos vivientes liderado por un malvado (lo de malvado va implícito en su nombre) vampiro llamado Mal’Ganis. Así que Arthas montó en cólera (no, cólera no es el caballo de la segunda imagen) y lo persiguió hasta Northrend (un continente helado). El caso que a partir de varios acontecimientos en Northrend (entre ellos quemar los barcos de su ejército con la ayuda de mercenarios no humanos, a los que luego les echa la culpa), el susodicho Arthas pasa, ya no de convertirse en un extremista, si no en una persona que mata a su propio padre, a su propio maestro y a su propio pueblo (mujeres, niños, ovejas, etc.) para cumplir la voluntad del amo del Azote (los muertos vivientes) que realmente no era Mal’Ganis. Todo ello sin una pizca de remordimiento.

Clímax de maldad: Dos. El primero cuando, estando en Northrend, la corona ordena a su expedición volver a Lordaeron, y Arthas dice “no, de aquí no se va ni Dios” así que contrata a unos mercenarios (trolls, ogros) para que destruyan los barcos antes de que sus soldados puedan llegar a ellos, y una vez estos los encuentran hundidos, les dice “eh, yo he viso como esas criaturas los hundían, pagadlo con ellos” y ellos lo hacen sin siquiera sospechar qué hacía Arthas ahí. El segundo ocurre en el nivel inmediatamente posterior, en el que, viéndose superados en número por las fuerzas de Mal’Ganis, deciden buscar una espada súper-poderosa en una gruta, la Frostmourne, la cuál, por cierto, está maldita y hace que Arthas pierda su alma, bueno, su conciencia, pero que da daño de caos a su portador (100% de daño a todos los tipos de armadura). Una vez llegan adónde está, Arthas tiene que ofrecer un sacrificio, a su amigo Muradin Bronzebeard (aunque luego en el WoW se descubre que no murió) para blandirla. Y una vez hecha esa vil canallada, y aniquilado a Mal’Ganis, aparece en la siguiente campaña, ya en el bando del Azote de muertos vivientes CON DAÑO NORMAL. Anda y vete a tomar por el culo, saco de mierda.

3 – General Sarrano (Bulletstorm)

general-sarrano-bulletstorm-6.38

Bulletstorm es un shoot’em up futurista en primera persona con un trasfondo en el que los seres humanos se organizan en una federación de planetas o algo así (sí, como en Metroid). Y el Sarrano este es un general de dicha confederación. La relación de Sarrano con el protagonista, es que siendo el prota un miembro de un grupo de operaciones especiales a los que Sarrano manipula para que lleven a cabo una serie de asesinatos políticos. Cuando estos se dan cuenta de la manipulación, se destierran y viven como forajidos galácticos (al más puro estilo Cowboy Bebop, pero en versión gilipollas), pero más adelante, se vuelven a cruzar en un planeta paradisíaco en el que Sarrano planea detonar una bomba que destruirá todo lo orgánico para poder recalificarlo (no es coña), y el valiente protagonista logra que naufrague (bueno, que se estrelle) así que Sarrano le cuenta de nuevo un montón de milongas para que lo ayude y le vuelve a manipular, esta vez para que active la bomba de ADN que aniquilará la vida en el planeta, todo esto después de insultarlo y menoscabarlo a más no poder, y provocar la (aparente) muerte de su amiga. Quizá en vez de poner a Sarrano como el más malo, deberíamos poner a Grayson (el prota) como el más tonto. Pero en fin.

Clímax de maldad: Cuando para “desactivar” la bomba, deletrea el código para que nuestro protagonista lo introduzca. Este es “U-R-A-D-U-M-B-T-I-T” (Eresuntontoteta). Y sí. Cuela.

2 – Chara (Undertale)

 

Chara_Render_By_Skodwarde.png

Chara es una niña humana que cayó al mundo de los monstruos antes del principio de Undertale, y que murió allí y poseyó a uno de ellos, para posteriormente poseer al humano que es el protagonista del juego y obligarle a acometer la ruta genocida, en la que mata a TODOS los monstruos del juego. Uno por uno. Incluyendo a Toriel, quien lo cuidó tras caer al inframundo, y al simpático Sans, quien realiza un último intento heroico sacrificial de detenerlo. Ah, los monstruos están aprisionados en el inframundo sobrellevando una triste pero sencilla vida desde que los humanos los botaron p’al carajo ahí abajo. Para más INRI.

Clímax de maldad: Terminada la ruta genocida, y aniquilados todos y cada uno de los mostros del inframundo, Chara le propone al protagonista que elimine el mundo. Si este acepta, se borra la partida, pero si no acepta… ay, si no acepta. Ni uno, ni dos, ni tres, sino diez  minutos de tu vida te hace perder la tía puta para poder volver a empezar el juego desde el principio (jumpscare incluído). Ahora te preguntas, ¿puede haber alguien más retrasado e hijo de puta, quizá?

1- Profesor Oak (Pokémon Rojo/Azul/Amarillo Oro/Plata/Cristal Rojo Fuego/Verde Hoja/Azul Cielo/Morado Uva/Blanco Hueso/Marrón Vómito, etc, etc.)

Sprite_Profesor_oak_en_pokemon_azul

Pues sí, había alguien más asqueroso que Chara. Este viejo cabrón, que sobrevivió a una Generación en guerra, se irguió como gran científico que estudia a los Pokémon. Y tiene su laboratorio en el pueblo más pequeño de la región, probablemente para no levantar sospechas sobre lo que hace. Ya que lo que hace es lo siguiente: Esclavitud infantil. Enseñar a 2 niños pequeños a esclavizar animales salvajes y obligarles a que recorran el mundo cazándolos para completar su Pokédex. (La Pokédex es un invento suyo, una enciclopedia electrónica de Pokémons) y otras tareas, como traerle su correo desde la ciudad más cercana. Y lo mejor es que uno de estos niños es su propio nieto, cuyo nombnre, por cierto, ni siquiera recuerda. Oak es un tirano, un cabrón anciano que trata a los demás con el más absoluto desprecio, y se aprovecha del bienintencionado trabajo ajeno. En Pokémon Oro/Plata/Cristal, en la región de Johto, había surgido una joven promesa de la ciencia, Elm, quien descubrió que los Pokémon nacían de huevos (el nuevo Darwin, ya ves tú), pero para evitar que se extralimite en sus funciones, llega Oak allí a tomar su relevo para tratar con el protagonista. Además, conduce un programa de radio en el que trabaja otra mujer, Rosa. Y mientras él da la parte importante del programa, a Rosa la obliga a decir estupideces como “Clefairy: Rápido, fuerte.” Resumiendo. Que hasta a Enrique Cerezo le asquearía como trata esta subpersona a los demás. Por ello, se lleva el 1er puesto de Kafeteros a la peor peña de los videojuegos.

Clímax de maldad: No me iba a olvidar el momento en el que Azul, tras ganar la Liga Pokémon y coronarse campeón con todas las de la ley, pierde su trono a las pocas horas contra Rojo, quien llega más tarde, pero aún así, al parecer, las normas le permiten desafiar al campeón. Pues bien, tras un combate titánico, Azul es derrotado. Y al poco, aparece el profesor, que venía para felicitarle (supuestamente), pero llega aún más tarde. Entonces cuando ese niño ve quebrada su ilusión, y parece que su abuelo lo consolará. Ocurre todo lo contrario. El cabrón de Oak aparece para felicitar al chaval que lo derrotó, y menospreciar a su nieto diciéndole que “su conexión con los Pokémon no era lo suficientemente fuerte y que por eso ha perdido” para, acto seguido, ir con Rojo al Hall de la Fama, mientras Azul se queda desconsolado y sólo en la oscuridad de la estancia del campeón. Anda y muérete ya, viejo’ mierda.

Anuncios

Papá el perdedor

Papá siempre había sido un waltrapas. Desde que se divorció de mamá, peor todavía. Mamá era una mujer mucho más capaz que él. Su nueva mujer también era también una persona competente, pero sabes que no había la misma chispa entre ellos que había entre él y mamá. No obstante, papá siempre se había dejado los cuernos para cuidar de tí e intentar darte un futuro y felicidad.

Cuando aquellas navidades no te trajo el juguete que querías, porque llegó tarde y estaban agotados, y te tuvo que traer otro, lloraste, pataleaste y tocaste los cojones. Pero él no dijo nada, ni siquiera se enfadó. No te dijo que eras un criajo privilegiado que tenía mucho más de lo que él había tenido. Simplemente te miró condescendientemente. Porque sabía que, con el tiempo lo entenderías.

Y vaya si lo entendiste.


 

BanjoKazooie-NUTS_front_ESRN

Tras años de fructífero trabajo mutuo, de los que salieron grandes joyas como Donkey Kong Country, Banjo-Kazooie, Jet Force Gemini, 007: Goldeneye, y su despedida gloriosa: Starfox Adventures, en el año 2002, Rareware vendió sus acciones en el holding de su share del business o lo que verga signifique. Vamos, que se separó de Nintendo, compañía de la que había ido de la mano prácticamente siempre. Esto principió un nuevo principio para ambas compañías. Porque quieras que no, aunque Nintendo ya era Superman, Nintendo con Rare era Superman con pistolas. Pero no fue tan grave la separación para Nintendo (a partir de ahora, mamá) como para Rareware (a partir de ahora, papá).

Fue entonces cuando Microsoft, que estaba a punto de lanzar su nueva consola, la Xbox 360, vio la oportunidad y compró una de las compañías com más renombre del panorama. Por 375 millones de euros (according to Wikipedia en inglés).

Papá tenía ya nuevo trabajo. Pero los hijos (franquicias) que tenía que mantener no eran pocos, amén de algunos que iban a ver la luz originalmente planeados para Nintendo (Kameo). Para Xbox vino Conker (remake del de Nintendo 64 con algunos añadidos) y para Xbox 360, Perfect Dark Zero, precuela del histórico juego protagonizado por Joanna Dark. Aún así y todo, siguieron desarrollando algunos juegos para Game Boy Advance, como Third Party

No obstante, lo que nos va a ocupar, es la oveja reina de las sagas de Rareware: El histórico Banjo-Kazooie.

Sí, amigos. Esto era todo lo que los fans de Rareware queríamos. Que papá hiciese lo que mejor sabe hacer. Que después del nivel que dejó Banjo-Tooie (en mi opinión el mejor juego de Nintendo 64) Rare nos agasajase con algo parecido.

Y salió en 2008 el Banjo-Kazooie: Nuts & Bolts.

Supongo que quien más ,quien menos, sabe la historia de la saga. Pero por si acaso, incluyo aquí un breve resumen: Banjo-Kazooie fue un juego de aventura/plataformas salido para Nintendo 64 en 1998. Su secuela, Banjo-Tooie salió para la misma consola en el año 2000, y era un juego más amplio en exploración y más variado, con un modo shooter y varios minijuegos, amén de multijugador para 4 personas.

Y en 2008, el esperadísimo Nuts & Bolts, fue una vuelta de tuerca de 180º amén de uno de los juegos más injustamente criticados de la historia.

Banjo-Kazooie: Nuts & Bolts se basaba en una premisa completamente diferente a Banjo-Kazooie y Banjo-Tooie. El juego se desarrollaba en vehículos. Vehículos que podías construír con piezas que ibas desbloqueando. Las opciones de construcción de los vehículos eran amplísimas. Podías incorporar todo tipo de armas: Lanzagrandas, lanzallamas, resorte con guante de boxeo… podías incorporar reactores, velas, globos, muelles, alas plegables, etc. para dirigir el vehículo por agua, tierra y aire. Al fin y al cabo, no dejaba de ser la esencia del primer juego en el que salió Banjo, el mítico Diddy Kong Racing.

Además, el juego mantenía intacto el humor característico de la saga. Y gráficamente, el salto de 2 generaciones le sentó fenomenal. No era, además, un juego corto en absoluto. Y tenía gran variedad de desafíos. La exploración de los mundos seguía siendo un elemento indispensable de la saga, aunque ya no era tan fundamental. No se basaba tanto en encontrar objetos coleccionables como en hacer desafíos con creciente nivel de dificultad (ya que para obtener todos los jiggies del juego, hacía falta superar los desafíos alcanzando varias marcas) y además el multijugador era realmente entretenido, con varios modos de juegos y carreras por tierra, mar y aire, en el que varios amigos (o enemigos) podían enfrentar sus creaciones alocadas.

Otra característica de este Banjo-Kazooie de Xbox 360 era la llave de tuercas mágica, con la que podías mover casi cualquier elemento del escenario (hasta un límite, evidentemente) lo cuál nos permitía cargar objetos en los vehículos. En ocasiones, estos eran demasiado grandes o demasiado pesados, lo cuál hacía que nos tuviésemos que devanar los sesos más de lo esperado.

La acción del juego tenía 6 escenarios (5 mundos y el mundo enlace: Ciudad Duelo) con distintas configuraciones cada uno (podía entrar de noche, en una versión inundada, etc.) dependiendo de cuántos jiggies consiguieses para desbloquear cada una. Esto le añadía más variedad todavía. Además, en todos ellos incluía una “batalla desafío” contra Grunty (el enemigo recurrente de la saga). Especial mención merecía el mundo 3, el “Banjoseo” un museo con infinidad de objetos de los anteriores Banjo, un monumento a la nostalgia y un reconocimiento a los pilares en los que se sutentó la saga.

Por supuesto, este juego también tenía sus puntos malos. La historia era insulsa, exprimirlo al máximo no resultaba tan satisfactorio como en anteriores Banjo, y además, en ocasiones el juego se hacía demasiado repetitivo. Algunas misiones eran excesivamente fáciles, y otras excesivamente difíciles. La verdad es que la curva de dificultad del juego no era para tirar cohetes. Y sí. Decepcionaba un poco, todo el mundo esperaba algo más. El juego es una eterna persecución de algo que jamás alcanza. Prácticamente no te atrae nada a terminarlo. No es un juego tan bien estructurado como los anteriores, ni tiene desafíos tan gratificantes. Perdía todo aquello que había hecho única a la franquicia.

La cuestión ahora es: ¿Merece la pena un juego que no consiguió satisfacer sus expectativas? La respuesta es un rotundo: Sí. Banjo-Kazooie:Nuts & Bolts es un juego notable, divertido, original, muy original y largo y duradero. Si no has probado un Banjo anterior, te gustará. Si los has probado, no seas cazurro y dale el beneficio de la duda. Papá ha dado lo mejor de sí en hacer este juego. Y qué coño, tiene recompensas para los nostálgicos, y tiene un nuevo mundo de posibilidades. Lo que pudo ser, y no fue. Y lo que podría haber dado de sí. Y antes de que la contínua decadencia de Rare la mande a ocupar su habitació de honor en La Venta Del Nabo merece que la gente conozca lo bueno que hizo.


 

Muchos años después, ya hecho un hombre, y cuando supiste la mierda que hay en la vida, y lo injusta que había sido la gente con papá y con mamá, y lo injustos que habían sido papá y mamá el uno con el otro y con otra gente, te diste cuenta  de que cada uno lo hizo lo mejor que pudo. Mamá mejor que papá. Papá mejor que otros papás. Y ahora, años después, aún tienes aquel regalo que te compró porque no te pudo dar otro mejor. Lo miras y sonríes, y piensas.

“¡Joder, yo quería el puto otr… quiero decir, gracias, papá!”

Gracias, Rareware.

Best of Minijuegos y similares

Antes de que alguien piense mal, no. No estamos haciéndoles publicidad. Pero, ¿quién en su día no ha jugado a los míticos juegos en flash de Minijuegos.comJuegosjuegos.com o mil páginas parecidas. Sé que en esta época de pcs que equivalen al ordenador más dunso de la NASA hace 20 años, es poco probable que la peña se ponga a jugar a un juego en flash, pero p’a la próxima vez que os encontréis con ganas de jugar a una chorrada. Tenéis aquí dónde empezar. Seguir leyendo “Best of Minijuegos y similares”

Presentação

Ké pasa, chakales/as. ¿Os akordáis de aquella vez que decidísteis compraros una consola? Bueno, nosotros no. Pero ya que la teníamos en casa, hemos pensado que, en estos tiempos de e-sports, en lo que todo en los videojuegos parece que se reduce a  League Of Legends y Valkyria Profile, no se puede olvidar uno de que, en el pasado, nos estrellábamos contra el mismo jefe en el Sonic una y otra vez, o se nos llenaba la pantalla en el Tetris, o nos echábamos 2 semanas para acabar una partida de 20 turnos en el Mario Party. Así que hoy, 32 de Marzo de 1985, hemos decidido de una vez por todas, abrir un bloj hablando de los videojuegos que nos sale de la cojona. ¡Felicidades a todos!